martes, 22 de febrero de 2011

BULLYING, SU IMPACTO EN EL ESCENARIO EDUCATIVO.


Según Olweus (citado en Cerezo, 2009) el término bullying “es un término común en la literatura, sobre el tema del maltrato entre escolares, para referir la situación de violencia mantenida, mental o física, guiada por un individuo o por un grupo, dirigida contra otro individuo del grupo, quien no es capaz de defenderse”. 
El factor violencia  es un aspecto que se acrecenta de manera alarmante, en nuestra sociedad; en la mayoría de casos la raíz de esta problemática tiene lugar en el núcleo familiar, “Las manifestaciones de la violencia que tienen su origen o justificación en procesos disruptivos intrafamiliares cada vez se detectan más por los profesionales, a la vez que reduce la aceptación de estas situaciones por parte de las víctimas en una sociedad que tiende a asumir como uno de los valores fundamentales la tolerancia cero frente a este tipo de conductas” (Alonso y Castellanos, 2006); trascendiendo al contexto educativo como reflejo de una conducta aprendida, afectando la relación alumno-alumno, profesor-alumno, deteriorando así el sano desarrollo del proceso psicoeducativo y el aspecto psicosocial. 
Las manifestaciones de esta problemática pueden observarse claramente cuando un estudiante es blanco de las ofensas, burlas, e incluso las agresiones físicas de sus  pares y más grave aun, cuando se presenta una coparticipación por parte de los profesores, tal situación ya no es extraña en los planteles escolares, viéndose afectada no sólo la autoestima de quienes son víctimas de esto, sino también su desempeño en el proceso de aprendizaje debido a la trascendencia en su estado de ánimo.

Los alumnos que padecen el bullying, comienzan a experimentar un rechazo a asistir a la institución en la cual lo sufren, lo que podría significar la deserción escolar. De igual manera esta situación también deriva en una afectación importante en su capacidad de concentración y asimilación de la información revisada en las aulas, lo que lógicamente lo conduce a mostrar un bajo rendimiento escolar. Se debe hacer consciencia de la importancia de brindar estrategias que ayuden a  frenar este fenómeno, pues a la larga no sólo afecta a un alumno en particular sino puede llegar a trascender hacia todo el sistema escolar. 

El propósito del análisis sobre la problemática anteriormente mencionada, es crear una propuesta de mejora ante las situaciones de bullying presentes en el escenario educativo, para brindar estrategias de apoyo en el manejo de estas. Otorgando desde el enfoque del Psicólogo educativo, herramientas que favorezcan la creación de relaciones positivas, basadas en el respeto en la dinámica desarrollada en el contexto educativo.

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada